Artes Marciales en la infancia Porqué es importante que tu hijo/a practique Artes Marciales

Foto: American Taekwondo Center -Colombia-
Foto: American Taekwondo Center -Colombia-

Desde el desconocimiento, un porcentaje de población desconoce lo que son las Artes Marciales. A los que sí les suena, debido a la imagen casi siempre distorsionada, falseada y vilipendiada, se piensan que los practicantes de Artes Marciales o deportes de contacto somos como aquellos personajes de los mencionados films y que han presentado una imagen totalmente irreal de los artistas maciales que nada tienen que ver con los de las películas.

Lo que le recomiendo, es que antes de descartar el llevar a su hijo o hija a un gimnasio de Artes Marciales, compruebe por usted mismo cómo entrenan, e inclusive posiblemente le dejen practicar una sesión gratis para que el chaval diga su opinión al respecto. Es muy posible que se quede sorprendido al ver el caso que le hacen al sensei y el orden que tienen en clase, cuando en casa no son tan estrictos. Precisamente ése, junto al respeto por el prójimo, son parte fundamental de cualquier Arte Marcial.

Respeto, orden, humildad, esfuerzo, dedicación… todos ellos y algún otro más, son valores que se adquieren con el día a día en el gimnasio. Cuanto más conocimientos tenga nuestro hijo/a, menos se querrá meter en problemas, conocedor del daño que puede causar. De hecho, Gichin Funakoshi conocido como el ”Padre del Karate Shotokan moderno’, de entre sus veinte preceptos, siempre recordaba el: ‘Karate ni sente nashi’, que traducido significa: ‘en Karate no existe el primer ataque’.

La seguridad en uno mismo al practicar Artes Marciales se va adquiriendo conforme más nos involucramos en las clases. Un ejemplo clarificador es, cuando va uno por el aeropuerto y en su misma dirección vienen un grupo de personas, con la mirada y la forma de siempre y el andar normal, se transmite un mensaje de forma inconsciente que provoca el que dichas personas se aparten, por muy altas, fuertes o en forma que estén, ya que han recibido un mensaje sin ellos saberlo, de que usted no se va a apartar. No es cuestión de chulería, simplemente, siendo usted mismo, transmite tal seguridad que nadie querrá tentar su suerte, pero lo mejor es que todo sucede de forma natural, sin tener que mirar raro, ni amenazar a nadie. Simplemente, todo fluye.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*