¿Para qué sirven los Katas? Si siempre es lo mismo, menudo rollo.

En este artículo nos centraremos en los kata -型 – de Karate, los cuales son amados y odiados a partes iguales. Mucha gente ajena al mundo de las Artes Marciales se piensan que los kata son un baile o coreografía sin sentido, inventadas para rellenar hueco en las clases, mientras el profesor descansa… ¡nada más lejos!. A continuación paso a describirles qué son y para qué sirven los kata.

El Karate, al igual que otros Artes Marciales, se compone de técnica y kumité, básicamente, sin olvidar el calentamiento previo para evitar lesiones musculares, conocido como Juntai Kaiso. Las técnicas de defensa y atauq que repetimos una y otra vez se conoce como ‘Kihon’ -基本 suena kijon-, como el barrido con la pierna adelantada o ‘Ashi Barai’, -出足払- golpes de puño concidos por ‘Tsuki’ -突き- o las técnicas de pierna llamadas ‘Geri’ -蹴り- todo ello componen una clase de Karate.

Los kata son unos combates imaginarios contra luchadores que habitualmente tienes a izquierda, derecha, de frente para luego hacer el recorrido inverso. Llega un punto que la técnica se realiza a máxima potencia soltando un sonoro KI, tanto a la ida, como a la vuelta del kata. Esa repetición una y otra vez, durante horas y horas, provoca que en caso de tener una pelea -no buscada, el Karateka jamás comienza una pelea- hará que el encadenamiento de técnicas o la técnica individual, saldrán de forma natural, ya que están asumidas en tu interior de tanto repetirlas. Ello provocará una rápida reacción, ajustando el daño al adversario de forma proporcional automáticamente.

En resumen, el Sensei cuando te corrige la posición lo hace por tu bien, como es su deber por otra parte. Un buen profesor hará que salgas sudando, ‘hecho polvo’ -muy cansado- y poco a poco te notarás mejor, con más fondo físico y seguridad en ti mismo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*