Vacaciones en Madagascar Descubra los parajes del bonito país africano

Madagascar
Foto: Jeff Gibbs

La República de Madagascar es un país insular, cuyo tamaño supera un 20% al de España y tiene un 45% menos de población, la cual apenas pasa de los veinte millones de habitantes. Está ubicado frente a Mozambique (país fronterizo con Sudáfrica), en África Oriental.

La capital de Madagascar y ciudad más poblada es Antananarivo, con millón y medio de habitantes. Si se decide a visitar el país, con saber francés le valdrá, ya que es uno de los dos idiomas oficiales, el otro es el malgache.

Los lugares que no debe dejar de visitar en Madagascar, son los siguientes:

 

Parque Nacional Isalo

En la provincia de Toliara, al suroeste de la isla. De rica flora y fauna, deberán contratar un guía turístico para poder acceder al parque. En el pueblo más cercano, Ranohira, no deberían tener problemas para encontrar a porteadores y guías. Las visitas pueden durar desde varios días a unas pocas horas.

 

Antsirabe

Es una ciudad de casi doscientos mil habitantes, situada en la provincia de Antananarivo, la Capital del país. Está a algo más de mil quinientos metros de altura, rodeada de volcanes y es conocida como la ciudad más fría de Madagascar. Lo más interesante es su balneario de aguas termales, donde aún hoy en día, los turistas acuden a relajarse.

 

Antananarivo

La Capital del país. Llama la atención el restaurado / reconstruido Castillo de La Reina, no así el Palacio de Rova, que desde que ocurrió el incendio en 1995, sigue en ruinas. Lleve calzado cómodo, pues las calles suelen ser escarpadas y tienen escaleras. No olvide de visitar los mercados que se instalan en la calle, pero recuerde que están en calles estrechas y en subida, hay que estar en forma para comprar artesanía o frutas.

 

Reserva Natural Integral de Tsingy

En Bemaraha. Los Tsingy son una especie de montañas de roca caliza con forma cónica, las cuales están muy afiladas, pero gracias a las lluvias, estas disuelven las puntas y dejan visibles las partes más duras. La traducción literal de Tsingy es ‘donde no se puede andar descalzo’… por su bien, mejor no lo hagan.

En definitiva, Madagascar es un destino para el que le guste disfrutar de la naturaleza, ya que tiene bosques y selvas impresionantes. También podemos decantarnos por sus muy buenas playas, especialmente en Ifaty. Siempre hay algo que ver, ya sea en la Capital o en sus alrededores. Tenga en cuenta que

 

Madagascar es un país pobre, por ello no espere florituras, ni siquiera en los hoteles de categoría media-alta. En el tema de la salud, se recomienda encarecidamente que se vacune contra el paludismo en la medida que sea posible (spray anti-mosquitos, mosquiteras, etc), con más razón si va a visitar localidades costeras, aunque la vacuna no es obligada.

El clima es tropical, aunque varía dependiendo de dónde nos encontremos. En la parte oriental de la isla y debido al flujo de los monzones, es muy lluvioso, todo lo contrario que le ocurre al sur de Madagascar, que apenas llueve muy de vez en cuando, ya que al igual que en el oeste de la isla, el clima es sub-desértico, con temperaturas altas todo el año. En la meseta central hace calor en verano y frío en invierno, confrecuentes nevadas a partir de los 2.000 metros de altura. Las lluvias se concentran durante el verano austral, de noviembre a marzo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*